Languages Englishrussian/русскийespañol Social FacebookTwitterico yInstagram

La miel multifloral

Normalmente, se define como multifloral (o polifloral) a aquellos productos que no se pueden definir monoflorales. Esta definición al negativo no debe entenderse como una ausencia de carácter o una menor calidad de estos productos. No existe una única categoría de multifloral, sino tantas como son las combinaciones posibles de plantas. Cada multifloral tiene sus propias características que se repiten de año en año, con variaciones más o menos importantes, pero que no ocultan la base: una comparación con las añadas de vino es lo más adecuado.

Las infinitas matices de miel multifloral

A veces las mieles multiflorales se caracterizan por una presencia botánica que prevalece y que constituye el núcleo de la miel, pero que es acompañada por una flora constante y concomitante que constituye una especificidad, y al mismo tiempo no permite la denominación de monofloral. Como, por ejemplo, la miel de Emilia Romagna a base de alfalfa, que tiene más cuerpo de lo que tiene esta miel pura.

De uno ... dos ... mil colores

En otros casos, dos floraciones, que pueden dar también cosechas separadas, se van sobreponiendo por varias razones: muy comunes, en toda la zona alpina la miel de castaño y de tomillo, que combina dos sabores diferentes y muy fuertes, en una multifloral especial. Otras veces, los componentes de la miel son realmente miles, como es el caso del producto de las floraciones de las altas montañas, o como algunas mieles de primavera de la maquis mediterranea: es imposible decir de qué depende el particular aroma, pero el resultado sigue siendo extraordinario.

Las multifloral regional

En muchas áreas, las mieles multiflorales tienen las mismas características únicas y constantes que las descritas para las mieles monoflorales: hay entonces productos regionales que se pueden identificar por las denominaciones de origen. En algunos casos, estos nombres están protegidos a nivel europeo (DOP, Denominación de Origen Protegida o IGP, Indicación Geográfica Protegida). Más a menudo, en la actualidad, el uso de los nombres se rige por las asociaciones locales de productores, que establecen las normas para el uso de las marcas colectivas. Especialmente en las zonas con valor turístico, donde la demanda aumenta la calidad del producto, puede ser aconsejable buscar productos garantizados por estos sistemas.

Un viaje emocionante

Descubrir los diferentes tipos de mieles multiflores puede ser mucho más emocionante que el viaje en busca de las mieles monofloreales, con gran estímulo aportado por el hecho de que el objeto de la exploration será una experiencia verdaderamente única.

 

La miel italiana un patrimonio de variedad con carácter distintivo 

La miel monofloral 

La miel en la cocina 

0
0
0
s2sdefault